¡Llame ahora mismo!
USA/Canadá  1-954-617-5053
Ecuador         593-4 239-8305
España           34_911-516395
Chino
English
Inicio
Hoteles en Guayaquil
Suites Guayaquil

Fiestas Julianas de Guayaquil - Fiesta de Julio Guayaquil

Fiestas Julianas de Guayaquil - Fiesta de Julio Guayaquil
 

Fervor cívico abre las fiestas julianas

 

Fiestas Julianas Ecuador Guayaquil

Al son de Guayaquileño madera de guerrero / bien franco muy valiente / jamás siente temor..., Irene Suárez movía la falda ancha de su vestido celeste con blanco de una lado hacia el otro. Tras una media vuelta se bamboleaba sonriente una vez más.

A sus 70 años, Suárez participó por primera vez con los más de cien compañeros de los Centros de Atención Municipal Integral (CAMI) y del gerontológico Arsenio de la Torre Marcillo, en el pregón juliano que se efectuó ayer a las 09:00, a lo largo de la avenida 9 de Octubre.

“Con alegría y gozo celebramos a nuestra querida ciudad. Siempre quise participar y nunca tuve la oportunidad hasta ahora. ¡Qué bien que se siente!”, expresó bailando la habitante del sector de Puerto Lisa.

Este mes, Guayaquil conmemorará 478 años de proceso fundacional y fiestas patronales. El pregón abrió las fiestas.

Con guayaberas y vestidos pomposos, propios de la época de antaño, los adultos mayores celebraron a la urbe porteña.

“¡Que viva Guayaquil!, Me siento feliz de participar; demuestro mi cariño a esta ciudad que alberga con amor a quienes venimos en busca de un futuro mejor”, dijo el manabita Alejandro Jara, de 74 años, quien llegó a Guayaquil hace 34 años con su esposa y siete de sus ocho hijos. El último es guayaquileño.

Decenas de personas, parejas y familias que acudieron a caminar o a pedalear por las calles céntricas disfrutaron del colorido pregón cívico.

Los niños que reciben talleres en los CAMI iban, ellas, luciendo vestidos de franjas celestes con blanco, y ellos, pantalones oscuros y guayaberas blancas. Los atuendos se complementaban con sombrillas o sombreros y globos blancos.

Sonriente y caminando junto a una de sus nietas, que participaban en el pregón, estaba Cecibel Solís. “Ni mis hijas ni yo desfilamos. Mis dos nietas son las primeras en la familia en agasajar a Guayaquil. Es una emoción verlas caminar”, dijo la habitante del suburbio.

Lucila Bone, de 64 años, aplaudió emocionada al ver a sus dos nietas, de 10 y 15, en el pregón juliano. “Me gusta venir y sentarme a disfrutar todo el show, es muy bonito”, dijo Bone. Ella madrugó para “coger puesto”. Vino de Mucho Lote.

 

Tomado del Diario El Universo